Skip to main content

Blog

Compartiendo Lecturas: El Almohadón de Plumas, por Wendy García

por Fernando Villarreal Gonda el 2020-07-27T09:00:00-05:00 bajo el tema de Lenguaje y Literatura | Comentarios
Cover Art

         Es un cuento del escritor uruguayo Horacio Quiroga, publicado en su libro Cuentos de amor de locura y de muerte (1917).

         Alicia y Jordán son una pareja de recién casados con personalidades diferentes. Alicia es tímida y, ya que el carácter de Jordán le abre los ojos respecto al matrimonio, echa un velo sobre sus antiguas esperanzas, y acepta la situación por el inmenso amor que siente por su inescrutable marido.

         La casa en la que habitan es como un palacio encantado, lleno de una blancura fría y callada. Alicia pasa mucho tiempo sola hasta el regreso de su esposo, una sirvienta es su única compañía.

         No es raro que en esta situación tan extraña vaya adelgazando y se genere en ella un letargo del que no se repone nunca. Alicia cae en cama, por lo que el médico la atiende y constata que la joven tiene una anemia aguda muy fuerte que la debilita. Alicia tiene alucinaciones que la atormentan; durante el día su enfermedad parece darle tregua, pero por las mañanas amanece lívida, como si las noches fueran difíciles para ella y perdiera su sangre en sueños.

         En sus días finales sólo el rumor de su delirio monótono y los eternos pasos de su marido acongojado rompen el silencio agonizante de la casa. Alicia muere, por fin, y la sirvienta debe asear su cama, cuando descubre que en su almohadón hay gotitas de sangre, por lo que llama a Jordán, quien las inspecciona y le pide que lo levante; pero el almohadón pesa mucho.

         Jordán rompe la funda y la envoltura del almohadón de un solo tajo, cuando las plumas dejan ver el contenido, la sirvienta grita espantada, ya que al interior hay un animal mostruoso, tan hinchado que apenas se notan sus rasgos.

         Durante las noches, había chupado la sangre de la pobre Alicia, desde que cayera en cama; cuando el almohadón se removía, la succión no había sido fuerte, pero cuando ella no había podido levantarse más, el bicho se había alimentado vertiginosamente.

         Quiroga es conocido como el perfecto cuentista, busca lo extraordinario detrás de lo ordinario, lo misterioso dentro de lo común y corriente. Este es uno de sus cuentos que más miedo genera debido a las posibilidades. De hecho es un peligro real, cuya necesaria desinfección no era conocida en su época. Muy recomendable.

 

 

Las opiniones expresadas en este Blog son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey


 Agregar Comentario

0 Comentarios.

  Regresar al Blog
This post is closed for further discussion.

title
Loading...
Canvas    vLex Global    Catálogo    CALI