Skip to main content

Blog de la Biblioteca Digital FLDM

Día Internacional del Hombre, por Mariano Morán Fougerat

por Fernando Villarreal Gonda el 2019-11-28T06:55:00-06:00 | Comentarios

Si bien este día se llama día internacional del hombre cabe aclarar que se refiere a los varones, y no a la especie humana [1].

La palabra varón viene de vir [latín], fuerza o héroe, y vemos desde antiguo que los poderosos han usado principalmente como mano de obra o de carga a los varones; los griegos luchaban principalmente con ejércitos de varones; vinieron los romanos, y principalmente fueron los varones esclavos quienes peleaban en los Coliseos Romanos como gladiadores; y en general, vemos que desde antiguo en tiempos de guerra se llama principalmente y por lo general, a los varones a combatir en los cruentos campos de batalla, en aquel inhumano colectivo y solitario enfrentamiento.

Decimos, pues, que es cierto rasgo masculino la fuerza, rasgo propio[2], pero no exclusivo. Cabe aclarar que no es lo mismo fuerza que exceso de fuerza (violencia) [3]. “Propio, pero no exclusivo”, por su parte, significa que un ente se caracteriza por algo, pero ese algo no es único a ese ente: puede estar en más entes. Así, la fuerza es una cualidad propia de los varones, aunque no es exclusiva.

Hoy en día, por desgracia se ve al varón y la masculinidad como algo tóxico, violento, opresor y malo. Si bien, cabe reconocer que en la historia universal han habido no pocos varones que han maltratado a mujeres, es preciso, sin hacer ningún llamado a la violencia, distinguir lo antiguo de lo nuevo, y no caer en reduccionismos: que haya varones sexistas, violentos, u opresores no hace a todos sexistas, violentos u opresores; que en el pasado haya habido varones así, no significa que los varones de hoy seamos responsables de los actos de nuestros antepasados.

Y es que, en eso radica el futuro: en cesar esa discordia generacional, esa discordia heredada, donde no son los antiguos “rivales” los que se enfrentan, sino sus herederos, sus descendientes: y es que, nos han heredado una discordia de sexos.

¿Qué sentido tiene enfrentar a los varones y mujeres de hoy por los crímenes de los antepasados que ya no están? ¿Acaso es responsable el hijo del crimen de sus antepasados? ¿Qué no cada quien es responsable de sus propios actos?

Hagamos pues, a un lado ese discurso que fomenta la discordia entre los varones y mujeres de hoy, que no tiene cabida hoy. La igualdad no viene en el enfrentamiento sino en la amistad. Eso sí, que no se repitan los vicios de los antepasados, pero no culpemos a los descendientes, ni queramos enfrentarlos, dejemos que ellos construyan un mejor futuro; no hagamos del varón y mujer enemigos, sino amigos, hermanos. Pues la guerra, hemos dicho, es un lugar colectivo, pero solitario.

Colaboración de Mariano Morán Fougerat

“Las opiniones expresadas en este Blog son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey”

[1] Hombre viene de homo [latín] que a su vez viene de humus (polvo) [latín]; una explicación de esto está en que varios filósofos de la antigüedad consideraban que el ser humano estaba compuesto del elemento tierra (de donde viene el polvo); así como principalmente en la mitología grecorromana, donde nacían los hombres de la tierra, y no de lo celeste.

[2] Propio refiere a una característica esencial de algo.

[3] Violencia viene de vis (fuerza) y olentus (abundante) [latín].

 


 Agregar Comentario

0 Comentarios.

  Regresar al Blog
This post is closed for further discussion.

title
Loading...
Fldm Library Cali Canvas Fldmglobal Catálogo de la Biblioteca Dr. Arturo Salinas Martínez Fldm vLex Instagram FaceBook Twitter